En esta ocasión, la Pieza del Mes hace un recorrido por el mundo funerario de los íberos para terminar hablando de la pieza que custodia el museo en relación con dicho ámbito: una urna funeraria.

Los íberos fueron los pueblos prerromanos de la Península Ibérica, ubicados principalmente en el levante y sur peninsular. Su ritual funerario era de incineración, quemando los restos del difundo en una pira, cuyas cenizas vertían luego en urnas que enterraban.

Los enterramientos podían ser de tres tipos: hoyos excavados en la tierra, pilares-estela y monumentos. En cuanto a las urnas, eran vasijas de distinto  tipo que podían estar o no decoradas. En el caso del Museo, en exposición contamos con una urna completa que no presenta ningún tipo decorativo ni conserva la tapadera; una de las pocas piezas que no pertenece al ámbito de Los Pedroches, sino de “Las Atalayuelas”, Jaén.

                           Urna Íbera